lunes, 30 de julio de 2012

¿BODAS A IMITAR?

No acostumbro a traer bodas de famosos a este blog, si no se trata de grandes acontecimientos en Casas Reales, pero me he encontrado con muchos enlaces matrimoniales últimamente, que me han parecido dignos de mención. Quizá tú te preguntes como yo: ¿De qué sirve tanta fama, tanto dinero, tanto apellido... si luego la clase y el saber estar brillan por su ausencia en muchos casos? No tengo respuesta, pero me puedes acompañar en mis comentarios al respecto. ¿Te apetece?

Novios con sus respectivos padrinos
y salida de los novios
ANDRÉS INIESTA Y ANNA
El jugador del Barça acapara todas las miradas desde que marcó
el gol que dio a España la Copa del  Mundo por primera vez y con una segunda Eurocopa bajo el brazo contrajo un Matrimonio muy mediático. De esta boda sólo puedo destacar como correcta la llegada de los novios con sus padrinos -el varón a la izquierda y la mujer a la derecha-. Sin embargo, no fue así la salida de los propios novios. Como este no es un blog de moda, trataré de lo adecuado y lo inadecuado, no de mis gustos personales, aunque hay algunas personas que merecen especial mención por su absoluta vulgaridad. A primera vista Anna podría haber sido una perfecta novia -desde luego sin tanto escote a falta de sujetador- en el caso de haber contraído matrimonio eclesiástico, pero se caen un ayuntamiento, donde el blanco nuclear de largo y con velo, además de cubriéndole el rostro, no cuadraban con el ambiente ni la situaciónPara saber más acerca de velos y tocados para novias puedes pinchar aquíaquí y aquíSupongo que el bouquet lo llevaba en la misma mano con la que asía el brazo de su ya marido para agitar la mano, pero, por muy conocido que sea tu novio, no es cuestión de creerse la Princesa de Asturias, que ha de saludar a su pueblo. Tampoco es que el novio estuviera a la altura de las circunstancias con ese chaleco brillante y menos aún lo hicieron los respectivos padrinos: ella con un vestido de alfombra roja y él de claro y con corbata rosa. 
Messi, Eto'o,
Joan Laporta y Xavi Hernández


A juego con los novios se acicalaron los invitados: trajes negros de luto -algunos de ellos brillantes como el de Xavi Hernández-, otros claros como el de Messi y casi todos con corbatillas estrechas estilo Beatle, que están muy bien para tomarse unas copas en un bar indie con los amigos, pero no para asistir a un acto formal, como es una boda; también estaban los invitados no deportistas, que ya lucen barriga sin pudor sobre el cinturón, como el ex- Presidente Laporta. ¿Y para qué están los tirantes, amigos míos? Las acompañantes se enfudaron modelos de alfombra roja, muchos de ellos excesivamente escotados y con grandes gateras para lucir piernas. También las hubo de corto en una boda de tarde, pero de corto muy corto, de dudoso gusto y con las rodillas sin cuidar, como en el caso de la esposa de  Eto'o. Se salvó la mujer de Messi, que acudió al enlace con total corrección y sencillez. Si quieres ser el perfecto/a invitado/a no dudes en pinchar aquí.
Sergio Ramos y Pepe Reina inadecuadamente vestidos

LA HERMANA DE SERGIO RAMOS
Contrajo matrimonio canónico en Sevilla con un maquillaje que dejaba mucho que desear para 
una novia y sorprende sobremanera que una
andaluza no supiera lucir la mantilla como Dios manda. Su hermanísimo lució un traje negro brillante -ya se ve que los brillos se han colado en el mundo del balompié- de dudoso gusto y con el chaleco mal abotonado, algo muy típico de inexperto y mal aconsejado. Cuando el chaleco es recto no se abrocha el último botón, aunque tus abdominales de deportista te lo permitan. Mención aparte merece la madre de la casadera, que también le dio al brillo en exceso y se presentó con un vestido asimétrico, que dejaba totalmente al descubierto uno de sus hombros bajo los techos de una iglesia. Entre los invitados más de lo mismo: trajes sin abotonar y vestidos de noche de Oscar, como los lucidos por Pepe Reina y acompañante.

CARLOS BAUTE Y ASTRID

Madrina y novia perfectas
Fue una boda por todo lo alto en El Escorial, algo pretenciosa, que tuvo sus aciertos y desaciertos. El novio lucía un chaqué gris impecable, muy correcto para un invitado de día, pero que patinaba en un novio en una boda de tarde. Si quieres saber más sobre chaqués pincha aquí y aquí. Las mejores, sin duda, fueron la madrina y la novia, perfectas en sus respectivos papeles, elegantes y sin alardes de nada. La madre del novio lucía un tocado perfectamente colocado al lado derecho. La ubicación de novio y madrina y cortejo de testigos, sin duda se prestaba a confusión. La mujer siempre ha de ir a la derecha del varón. En las bodas, por la colocación de la madrina en el interior de la iglesia, a veces esta se equivoca y, por una cuestión práctica, se coloca a la izquierda de su retoño. Lo mismo sucede con las parejas de testigos, que se forman entre los del novio y los de la novia. Cuando llegan al altar, los del novio irán a la derecha y los de la novia a la izquierda. Si respetamos la norma de que el varón ha de ir a la izquierda y la mujer a la derecha, se puede armar un gran lío al tomar asiento en el interior del templo. Hay que saber desenvolverse con naturalidad o ser prácticos. En esta cuestión, hay opiniones para ambos gustos entre mis compañeros de profesión. Particularmente opino que si saben "cruzarse" con naturalidad no hay problema, pero si el caso es el contrario, es mejor no complicarse. 
Invitados inapropiados
boda de Carlos Baute
Utilizando este segundo modo, entrarán con un orden y saldrán justo con el contrario. Lo que desde luego no se prestaba a confusión alguna fue la salida de los novios, con Carlos Baute ocupando la derecha, como si de Su Majestad el Rey en un acto oficial se tratase, quien, por protocolo, no lo hizo el día de su boda. Recordad: la novia siempre a la derecha. Como los invitados pertenecían al mundo de la farándula, tenían que estar a la altura de tal nombre: trajes brillantes, calzado deportivo, vestidos de escotes vertiginosos, otros cortos en una boda de tarde, chaquetas mal abotonadas, gafas de sol...


MERCEDES BOHÓRQUEZ DOMEQ Y BRUNO
Mercedes Bohórquez Domeq
con su padrino y marido perfectos
Se trataba de la celebración que acogió a las familias bien de Andalucía, con unos novios y padrinos muy correctos, tanto en su atuendo como en su formas: entradas y salidas perfectas, brazos en ángulo recto... Apréciese especialmente la entrada de la novia con ramo y el posado a la salida de la iglesia junto a su marido ya sin ramo -seguramente depositado a los pies de la Virgen o bajo el altar- y con abanico. 
Invitadas adecuadas
boda Mercedes Bohórquez
Invitados inapropiados
boda Mercedes Bohórquez
Pero como en todas las bodas, por mucho apellido que se tenga, ni siquiera la supuesta "crême de la crême" estuvo a la altura de las circunstancias. Se vieron vestidos cortos, cortísimos en una boda de tarde y por la iglesia, escotes vertiginosos, originalidades más propias de una pasarela, chaqués excesivamente elegantes... El chaqué con chaleco negro ribeteado en blanco es el más elegante de entre todos los chaqués, pero se desaconseja para una boda, pues este tipo de chaleco queda restringido a actos diplomáticos y de Estado. Resultó de dudoso gusto el vestido lucido por Naty Abascal, más propio de un cóctel por la largura y los muchos brillos que para un casamiento. Otros invitados, en cambio, lucieron vestidos y chaqués perfectos y la invitada más original, sin perder un ápice de elegancia fue Alejandra Ortiz, hija de Bertín Osborne.


CAROLINA DE BORBÓN Y PARMA CON ALFRED
Novios con padrinos
boda Carolina de Borbón y Parma
La boda más aristocrática de este verano ha sido de la dinastía Borbón. Agradaron unos novios impecables y unos padrinos bastante correctos, aunque la madrina se saltó el largo del vestido y optó por lucir piernas -ya sabemos que era una boda de día, pero también que era la madrina y debería haber vestido de largo-. Para saber más sobre sobre vestimentas de madrinas de boda pincha aquí. El padrino, Carlos de Borbón y Parma, hermano de la novia, desentonó con un novio perfecto, al no saber lucir la flor en el ojal correctamente. Apréciese la diferencia entre uno y otro. 
Entre los invitados se vieron chaqués grises claros -aquí sí que eran adecuados-, como el del Príncipe Guillermo de Holanda y pamelas de plato como la de la madrina y algunas otras invitadas o tocados acertadísimos como el de la Princesa Máxima de Holanda, tanto unas como otras ladeando sus adornos en la cabeza hacia el lado derecho. Comportamiento digno de la realeza, con entradas y salidas correctas y brazos ofrecidos con gracia a las señoras.

LO QUE NUNCA DEBES HACER

1. Copiar a la famosa de turno, porque lo puede estar haciendo mal.
2. Disfrazarte de quien no eres.
3. No dejarte asesorar por expertos (cuidado, porque hay mucho intruso que no tiene ni idea).
4. No respetar el lugar, la hora del día y con quién estás a la hora de vestirte.
5. Hacer caso omiso de la vestimenta que requiera la invitación.

Tanto si estás preparando tu boda como si eres un/a invitado/a... ¡A disfrutar!

13 comentarios:

  1. Lo de no disfrazarse... ahí está... porque en mi caso y entendiendo de protocolo lo justo... cuando uno se detiene y observa a los novios e invitados de bodas ajenas porque te las encuentras por la ciudad o a la puerta de una Iglesia, cierto es que muchas veces la sensación que te da es que el 90% van disfrazados, porque no saben como vestir para la ocasión... y además pienso que ante la duda... además optan por ir hasta demasiado emperifollados o "imitando" a famosos... que viendo lo visto y lo que comentas... Muy interesante el artículo...

    Sergio y Cristina&Mageritdoll

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sergio y Cristina de la Maison de Margeitdoll.

      Lo comparto absolutamente. En la sencillez está el buen gusto y si no sabes lucir plumas con gracia en la cabeza, mejor no te las pongas.

      Dos abrazos.

      Eliminar
  2. Muy interesante, como siempre.

    Realmente... creo que te "regodeas" un poquito en tu crítica -que es acertada, ojo-, porque ¿quiénes son, a fin de cuentas, Andrés Iniesta, o Sergio Ramos?

    Desde luego, ni ellos ni la mayoría de sus compañeros son lo que se dice árbitros de la elegancia. Lo de los "vestidos de alfombra roja" me hace gracia, está muy bien: después de todo, si algo pueden conocer este tipo de personas -si acaso- es el "glamour", discutible en su gusto, de los eventos hollywoodienses y afines, mucho más que las ceremonias dignas de tal nombre. Y claro, los errores son notables.

    Algunos tipos de vestuario -como los chaqués- son tema delicado: el uso del chaqué gris es, efectivamente, restringido. Pero el chaleco ribeteado en blanco me parece, sinceramente, rizar el rizo...

    Yo me casé con uno así, que era de mi padre (cosido por Córdova, año 1957), y supongo que en aquella época "un chaqué era... un chaqué" -por supuesto, sólo existían los hechos a medida-, y algunas distinciones tan sutiles como la del ribeteado han surgido posteriormente - además, entonces aún era relativamente factible que uno usara en más de una ocasión su chaqué, ya fuese para asistir a actos estrictamente protocolarios (si le invitaban) o para ir a bodas de familiares y amigos como testigo...

    En fin, que gracias por tu regreso y disculpa mis comentarios.

    Besos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alajandro.

      No es "regodeo" sino llamar a las cosas por su nombre. Son bodas mediáticas y, por tanto, las que ve el 95% de la población y el 80% pensará que son correctísimas, porque salen en las revistas, porque tienen dinero, porque su apellido es conocido... Hay que evitar estos clichés y saber que la elegancia no guarda relación ni con la fama ni con el dinero -aunque puede ayudar- ni con el nombre.

      Respecto a tu chaqué, mejor expresado al de tu padre, como bien señalas, es del año 1957 y, como bien señalas, las distinciones son posteriores, pero el protocolo también evoluciona. Aunque cuando uno se hace un chaqué, se lo hace para toda la vida, como muchos casos que conozco, siempre tiene en cuenta que el chaleco puede variar según el evento al que asista y la etiqueta que se solicite.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola!!
    Ya estoy de vuelta :) Ahora mismo voy a ponerme al día con tus posts, que los tengo un poco olvidados!!!

    Yo aún no me he casado, y la verdad es que no sé si lo haré algún día, pero creo que ver las bodas de los famosos, o bodas que podemos ver en páginas especializadas (que cada vez hay más) me pueden servir de inspiración, pero siempre dando mi toque personal, ya que es un día especial. Y posiblemente cometa muchos errores de protocolo, no sé, ya se verá.
    Lo que tengo claro clarísimo es que paso de ir disfrazada, porque si en mi día a día no llevo un vestido con un cancán, por qué me lo tengo que poner el día de mi boda?? En fin, es una decisión personal.

    Saludos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, P. y bienvenida de nuevo a la blogosfera.

      Yo distinguiría entre las bodas de los famosos y las de las revistas especializadas, aunque habría que analizar a qué llamamos revistas especializadas, porque con tal de vender los especiales de novias ya no son lo que eran...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Súperinteresante tu análisis!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nan de Bil.

      Me alegra que te guste.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me ha parecido interesante el análisis de estas bodas desde el protocolo, y clave lo que dices sobre la flexibilidad en las normas.
    Tremendo lo de los trajes brillantes y señoras con falditas cortas cortas en ese tipo de eventos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pablo.

      El protocolo está para facilitar la vida, no para entorpecerla.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola guapa!!!
      Jo!!.. como he disfrutado tu post, no tiene desperdicio.
      Eres única analizando hasta el mas mínimo detalle,...jejej y yo pensaba que era rara cuando vi estas bodas en la revista, pero veo que no.
      Bueno Antonia Dell'atte ya me dejó Kao.
      La que si me encantó por todo fue la de Carlos Baute...que bonitaaaa!!

      Un beso y ya estoy deseando de ver el siguiente.Cuidate

      Eliminar
  6. ¡Me ha encantado esta entrada! Es realmente instructiva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado esta entrada. La encuentro muy instructiva. Un abrazo, Aránzazu.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. Me ayuda a crecer y a mejorar. Aránzazu.